El trabajo, las mujeres y la desigualdad 4 min de lectura

Creado por Chery Ecuador el 12/4/19 8:18 AM

Comparte el artículo:

Bajo su campaña #RutaIgualdad, Chery e Independiente del Valle han unido esfuerzos para concientizar y sensibilizar acerca de la problemática social que vive el país en cuanto a la desigualdad entre hombres y mujeres. Situación que se acarrea históricamente y que nos afecta a todos por igual.

 

Este proyecto pretende visibilizar la situación que concierne a Ecuador con la finalidad de motivar a las personas a accionar de manera urgente, creando así, un país más justo y equitativo para todas y todos. Erradicar la desigualdad desde generaciones tempranas es posible, si entre todos nos comportamos consecuentemente y trabajamos para desarrollar oportunidades y beneficios equitativos.

 

 

¿Qué es la desigualdad de género?

 

 

La igualdad de género es definida como “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños” (UNESCO, 2015)

 

La discriminación de género es el trato perjudicial hacia un individuo o grupo debido al género, definido por una construcción social y sus normas, que crean un ambiente de vulnerabilidad y discriminación.

 

La violencia de género está enraizada en las desigualdades estructurales entre hombres y mujeres que son causa y consecuencia de la desigualdad de género, incluye una variedad de crímenes y comportamientos como son el abuso físico, emocional, sexual, psicológico y económico.

 

La desigualdad económica enraizada a la desigualdad laboral, hace referencia a la brecha laboral entre hombres y mujeres, lo cual se manifiesta como un problema de desigualdad global, y Ecuador no es la excepción.

 

Pese a la evidencia del avance en el reconocimiento de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, a nivel mundial y local, aún pueden apreciarse niveles significativos de desigualdad en los salarios.

 

 

chery ecuador-ruta igualdad

 

 

Visita la web de #RutaIgualdad

 

 

Desigualdad laboral

 

La carrera laboral femenina enfrenta constantes obstáculos que impiden su avance y desarrollo. Algunos de estos obstáculos se presentan en el mercado laboral como estructuras sociales aprendidas y replicadas. Consecuencias claras de estas estructuras son: la discriminación, la segregación laboral, una mayor carga de trabajo (trabajo remunerado y no remunerado), salarios bajos, inestabilidad e inflexibilidad laboral. Estos son algunos de los factores que desembocan en escasez de oportunidades para las mujeres entre el trabajo formal y las actividades de cuidado del hogar.

 

En el país por ejemplo, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en diciembre de 2016 el ingreso laboral promedio de las mujeres fue de $287, mientras que el de los hombres fue de $367, lo que representa una relación del primero con el segundo de aproximadamente el 78%.

 

En otras épocas, los economistas hubieran tendido a explicar estas brechas salariales por diferencias en el stock de capital humano o en la productividad. Sin embargo, hoy existe abundante evidencia de que, incluso controlado por los factores que componen el capital humano, persisten diferencias significativas en los niveles de salarios de hombres y mujeres, comúnmente atribuidas a discriminación.

 

Las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres en el mundo son sustancialmente altas. La brecha salarial actual, bordea el 20% ,es decir, las mujeres perciben menos ingresos que los hombres por el mismo trabajo realizado.

 

No solo las mujeres ganan menos que los hombres en Ecuador, sino que conseguir un empleo también es más difícil. Esto sumado al trabajo no remunerado que respecta al labor doméstico: cuidado y tareas del hogar, además del cuidado de la familia en general.

 

En Ecuador, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), a septiembre de 2018 el ingreso mensual laboral promedio de un hombre con empleo supera en $80 al de una mujer. La tasa de empleo pleno es 46,8% en hombres y 29,9% en mujeres.

 

Ecuador - Desigualdad salarial

 

 

Esto permite vislumbrar que la problemática de la discriminación por género no está todavía resuelta. Es responsabilidad de mujeres y hombres lograr que esta brecha desigual y discriminatoria disminuya continuamente, generando igualdad de oportunidades y centrándonos en las potencialidades y capacidades de cada uno.

 

 

Visibilizar y discutir las diversas realidades es el comienzo, únete aquí para comenzar a generar importantes cambios.

 

 

Visita la web de #RutaIgualdad

 

 

 

 

Etiquetas: RutaIgualdad

Post Destacados:

La ciencia de las mujeres: descubrimientos que cambiaron el mundo

La ciencia de las mujeres: descubrimientos que cambiaron el mundo

Ver más
Las 4 inventoras clave en la historia del automóvil

Las 4 inventoras clave en la historia del automóvil

Ver más

Subscríbete a nuestro blog